20 ago. 2012

La medicina sistémica

La medicina sistémica basa su formulación en el concepto denominado Systemics que se define como “el potencial de supervivencia de todo sistema viviente desde el punto de vista de su energía, Inteligencia y Organización.” Dicho de otra forma, el común denominador de todo sistema es la cantidad de Energía (E), Inteligencia (I) y Organización (O) de que dispone. Esta formulación se puede aplicar a muchos campos del conocimiento humano al igual que a todos los sistemas vivientes del universo, siendo la medicina solamente uno de ellos. Esto implica que un sistema biológico solo puede existir si y solo si esos tres elementos están presentes.

Con ello puede concluirse la siguiente formula: Vida=E+I+O.

Siendo la energía el combustible para producir acción o movimiento; la organización cualquier conjunto de elementos ordenados como una unidad funcional encadenada hacia ciertas metas que establece la inteligencia que lo rige; Y, siendola Inteligenciabiológica la entidad reguladora que controla e integra las piezas de un sistema viviente en una unidad funcional siendo su principal objetivo la supervivencia. Está directamente vinculada a los aspectos emocionales y mentales del ser humano, además de ser la encargada de regular las funciones corporales.

La inteligencia biológica esta distribuida por todo el organismo siendo su base el sistema nervioso central ubicado en el cerebro y la medula espinal. Entonces desde el punto de vista funcional puede decirse que el común denominador de la inteligencia biológica lo constituye:
  1. La inteligencia Inmune (que regula el sistema de defensas)
  2. La inteligencia Bioquímica (regula el equilibrio químico)
  3. La inteligencia Genética o Celular (coordina y regula la actividad de cada célula)
Estos tres aspectos constituyen la inteligencia biológica y crecen o decrecen en forma proporcional al hacerlo cualquiera de ellos.

Así pues en el caso del VIH-SIDA, para tratar el problema desde todas sus fases es necesario ahondar mucho más allá del simple manejo del stress oxidativo mediante la estimulación sistémica global sobre los principales mecanismos reguladores del organismo a fin de inducir la homeocinesis y muy específicamente en el área inmunitaria.

Los resultados obtenidos con este nuevo enfoque dan resultados positivos y esperanzadores, y no solo en lo que al SIDA se refiere, con este tipo de terapia se han obtenido extraordinarios resultados en cáncer y condiciones crónicas diversas, como ser la artritis, diabetes, menopausia, lupus, infertilidad, psoriasis, etc.

La medicina sistemica se puede validar a partir de la termodinamica. El sistema biológico humano, en términos de fisica energetica, se considera un sistema termodinamico abierto que realiza constantes intercambios de entropía positiva y negativa con el medio ambiente. La entropía equivale a desorden o es también la energía que no está disponible en el sistema. A mayor enfermedad, mayo entropía, es decir, menor energía disponible. Por ende, si incrementamos la energía disponible del sistema orgánico mediante la utilización de plantas medicinales que le aporten entropía negativa al sistema a partir de la fotosíntesis, lograremos disminuir su entropía y por lo tanto lograremos una tendencia a sanar su enfermedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.