27 ago. 2012

EL HIGO

Son el fruto de un árbol tan conocido y popular como es la higuera.

Composición:

Por su riqueza en azúcares naturales puede sustituir con creces al azúcar, también posee minerales como hierro, fósforo, manganeso, calcio, bromo; vitaminas A, B-1, B-2, PP y C, mucílagos, pectinas, grasas y albúmina (proteína).

Indicados:
  • en los catarros fuertes, con fiebre y tos, bronquitis, laringitis, asma
  • digestivo, laxante, en hemorroides y trastornos gástricos
  • muy nutritivo: conviene tomarlo seco o fresco en el invierno, en estados de convalecencia o en personas sometidas a gran desgaste como son las embarazadas, deportistas, niños en edad de crecimiento, etc.
  • diurético
  • a nivel externo es emoliente y cura heridas como son las quemaduras (han de hervirse para este fin).
Cómo tomarlos:
  • frescos
  • secos
  • se hierven 100 gramos de higos en un litro de agua durante un buen rato hasta que se ablanden bien, a fuego lento, los higos, el caldo resultante se va tomando a lo largo de todo el día, los higos blanditos podemos usarlos comiéndonoslos.
¡Qué fruta tan dulce y rica, sobre todo cuando está recién cortada!

Propiedades higos: Es el alimento perfecto para aquellas personas que quieren perder peso pero necesitan comer mucho hasta que se sienten saciadas. La fibra de los higos tiene la facultad de llenar los estómagos de los más “tragones”, reduciendo su apetito. Si comienzas la comida con un par de higos y un gran vaso de agua verás cómo ingieres menos alimentos de los que normalmente acostumbras.

Trucos: Hay que tener en cuenta que su vida es muy corta, no se conservan en la nevera más allá de dos o tres días. Rellenos de requesón o queso de Burgos son un entrante original y delicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.