21 ago. 2012

Contaminación, repercusiones en el futuro.

La contaminación es la alteración nociva del estado natural de un medio como consecuencia de la introducción de un agente ajeno a él (contaminante), causando inestabilidad y desorden o daño en un ecosistema, en el medio o en un ser vivo.

Es siempre una alteración negativa del estado natural del medio que generalmente es consecuencia de la actividad humana.

El Blacksmith Institute, una organización no gubernamental que monitorea la contaminación, presenta un informe (2007) con los países más contaminantes del mundo, ellos son: Azerbaiján, China, India, Perú, Rusia, Ucrania y Zambia

Se acusa a la revolución industrial como responsable de iniciar la contaminación como un problema medioambiental; la aparición de las grandes fábricas y el consumo masivo de grandes cantidades de carbón y otros combustibles fósiles aumentaron la contaminación del aire y ocasionaron un gran volumen de vertidos productos químicos industriales al ambiente, a los que se le suma el aumento de residuos humanos no tratados.

La creciente evidencia de la contaminación local y global, y el hecho de que las personas estamos más informadas, han impulsado el desarrollo del movimiento ecologista, el cual tiene como fin último la protección del medio ambiente y disminuir el impacto de los humanos en la naturaleza.

La calidad del aire adversa puede matar a los organismos, incluyendo al hombre. La contaminación con ozono puede producir enfermedades respiratorias, cardiovasculares, inflamaciones de garganta, dolor de pecho y congestión nasal. La contaminación es causante de muchas enfermedades y estas dependen del contaminante que las cause.

La contaminación del agua causa aproximadamente 14.000 muertes por día, la mayoría debido a la contaminación de agua potable por aguas negras no tratadas en países en vías de desarrollo.

Los derrames de petróleo pueden causar enfermedades en la piel. La contaminación acústica induce sordera,  hipertensión arterial, estrés, y trastorno del sueño. El plomo y otros metales pesados generan problemas neurológicos. Las sustancias químicas y la radiactividad pueden causar cáncer y también inducir mutaciones genéticas que provocan enfermedades congénitas.

Aproximadamente desde finales de la década de los 60, la contaminación y el deterioro medioambiental comenzó a ser considerado como un problema político en varios países industrializados. Como consecuencia de la toma de conciencia y de la preocupación que se fue generando muchos países fueron introduciendo legislación medioambiental y en la década de los 80 se crearon agencias de protección medioambiental en distintos países así como en organizaciones internacionales como la ONU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.