20 ago. 2012

Apostar a lo natural

A menudo a lo que de forma habitual llamamos  “enfermedad”, es solo un síntoma deldesorden que hemos llevado en nuestro organismo. El cuerpo humano por si solo tiene una enorme cantidad de mecanismos que actúan para resolver problemas a los que puede verse sometido,  excesos, carencias, tóxicos, etc. Pero el estilo de vida moderna que impera en el mundo se las ingenia para corromper con esa armonía  y capacidad de adaptación a los problemas que naturalmente tiene nuestro cuerpo.

Aceptar esta realidad implica el 50% de la solución de nuestros problemas actuales desalud, entender que el cuerpo mismo ha generado tal situación de desorden y que él mismo puede remediar tal problema, en la medida que se retomen los hábitos saludables que nunca se debieron abandonar; pero fuerzas muy poderosas impiden y ejercen presión para mostrarnos otra realidad y otras soluciones a la salud.

Los errores en cuanto a la solución a los problemas de salud se generan principalmente por desinformación o concepciones erróneas. Se trata de conocer como opera la inmensa  inteligencia corporal y entender su mecanismo de acción. Es muy sencillo jugar a favor de nuestra propia naturaleza, siempre y cuando elijamos el marco teórico adecuado y no nos dejemos boicotear con hábitos que van en contra que van en contra de las leyes naturales que crearon nuestro organismo.

En este sentido, es importante comprender que solo el cuerpo es capaz de repararse y depurarse a si mismo. Hay una frase muy popular que dice con respecto a esto: “la función de la medicina es entretener, mientras el cuerpo se repara”. La tarea de la medicina natural comprende el eliminar los “desechos” y no agregar nuevos, dejando el organismo purificado y dejar que nuestra  inteligencia corporal haga su tarea.

Si a diario incorporamos más tóxicos de los que podemos evacuar, no es necesario ser científico para entender que la acumulación de toxinas acabará por generar un colapso tóxico, funciona el cuerpo entonces de la misma forma que funciona cualquier ecosistema u organismo del planeta. Esa es la génesis de toda enfermedad, desde un eccema hasta el cáncer, todo responde al mismo mecanismo de generación. Solo difiere el grado de toxemia y el órgano mediante el cual, nuestro organismo expresa su claudicación.

Para que el cuerpo funcione correctamente es importante el rol que cumple la nutrición, y en lo que refiere a esto el mejor de los nutrientes puede ser mal aprovechado, como consecuencia de estar atrofiados los mecanismos de la química corporal, a causa del colapso tóxico.

Una persona que decida recuperar por sí misma su natural estado de salud y equilibrio, debe abordar irremediablemente el trabajo depurativo como prioridad absoluta. Es evidente que si no comenzamos por “destapar” nuestros filtros orgánicos y moderar el nivel de toxemia, todo lo que hagamos a favor de la salud, perderá efectividad.

Para depurar los filtros orgánicos y moderar el nivel de toxemia alcanzado existen algunas medicinas naturales, basadas en plantas con determinados principios activos que pueden ayudar a alcanzar un estado de salud deseado.

En conclusión, deberíamos dejar de utilizar los productos químicos que le aportan mas tóxicos al organismo del que el mismo puede evacuar y optar por terapias naturales para lograr ese equilibrio tan deseado por muchos y alcanzado por pocos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.