27 ago. 2012

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

La hipertensión arterial también es conocida por los médicos como la muerte silenciosa.

Sin tratamiento, la presión arterial alta aumenta considerablemente el riesgo de un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular (o mejor conocido como ataque cerebral).

El corazón bombea sangre a través de una red de arterias, venas y capilares.

La sangre en movimiento empuja contra las paredes de las arterias y esta fuerza se mide como presión arterial.

La presión arterial alta es ocasionada por un estrechamiento de unas arterias muy pequeñas denominadas arteriolas que regulan el flujo sanguíneo en el organismo.

La hipertensión puede afectar la salud de varias maneras:
  • Endurecimiento de las arterias: La presión dentro de las arterias puede aumentar el grosor de los músculos que tapizan las paredes de las arterias. Este aumento del grosor hace más estrechas las arterias. Si un coágulo de sangre obstruye el flujo sanguíneo al corazón o al cerebro puede producir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.
  • Agrandamiento del corazón: La hipertensión obliga al corazón a trabajar con mayor intensidad. Como todo músculo muy usado, el corazón aumenta de tamaño, cuanto más grande es el corazón, menor capacidad tiene de mantener el flujo sanguíneo adecuado. El corazón empieza a fallar ante el esfuerzo y aparece lo que conocemos como insuficiencia cardíaca.
  • Daño renal: La hipertensión prolongada puede causar daño a los riñones y arterias que los riegan y se ven gravemente afectados.
  • Daño ocular: En los diabéticos, la hipertensión puede provocar rupturas en los pequeños capilares de la retina del ojo, ocasionando derrames, esta problemática se conoce como retinopatía y a la larga puede llegar a causar ceguera.

FACTORES QUE CAUSAN HIPERTENSIÓN

Entre un 90 y 95% de todos los casos de presión arterial alta constituyen lo que se denomina como hipertensión primaria o esencial, es decir, que se desconoce la verdadera causa pero existen distintos factores relacionados con la enfermedad.

El riesgo de sufrir de hipertensión es mayor si la persona:

  • Tiene antecedentes familiares de hipertensión.
  • Es afroamericana. Los afroamericanos tienen una mayor incidencia de hipertensión arterial que los blancos y la enfermedad suele aparecer a temprana edad y ser más grave.
  • Es de sexo masculino, en las mujeres el riesgo es mayor luego de los 55 años.
  • Tiene más de 60 años. Los vasos sanguíneos se debilitan con el paso de los años y pierden su elasticidad. 
  • Se enfrenta a altos niveles de estrés. Según estudios realizados, el estrés, la ira, la hostilidad, son entre otras características de la personalidad contribuyentes al aumento de hipertensión arterial. Si bien los factores emocionales juegan un rol importante, también existen otros factores de riesgo de hipertensión.
  • Si hay sobrepeso u obesidad.
  • El tabaquismo. El cigarrillo daña los vasos sanguíneos.
  • El uso de anticonceptivos orales .Las mujeres que fuman y usan anticonceptivos orales aumentan considerablemente su riesgo.
  • Llevar una alimentación rica en grasas saturadas.
  • Llevar alimentación alta en sodio (sal de mesa).
  • Elevado consumo de alcohol.
  • Inactividad física.
  • Personas diabéticas.

Entre el 5 y 10% restante de los pacientes con presión arterial alta, sufren lo que se conoce como hipertensión secundaria .Esto significa que la presión arterial alta es causada por otra enfermedad o afección, muchos de los casos suelen deberse a trastornos renales.

SINTOMAS DE HIPERTENSIÓN

La mayoría de las personas que sufren de hipertensión generalmente no presentan síntomas, en algunos casos pueden sentirse palpitaciones en la cabeza o en el pecho, mareos u otros síntomas físicos. Pero, cuando no hay síntomas, la enfermedad puede pasar inadvertida durante muchos años.

DIAGNÓSTICO DE HIPERTENSIÓN

Para saber si se padece hipertensión es necesario consultar al médico, él realizará un examen médico general incluyendo evaluación de antecedentes familiares.

Tomará lectura de nuestra presión e indicará estudios de rutina para posterior evaluación.

LECTURAS DE PRESIÓN ARTERIAL

Las lecturas de la presión arterial miden las dos partes de la presión: la presión sistólica y la presión diastólica.

La presión sistólica es la fuerza del flujo sanguíneo por una arteria al salir del corazón.

La presión diastólica es la fuerza del flujo sanguíneo dentro de los vasos sanguíneos cuando el corazón descansa entre un latido y otro.

La lectura de la presión arterial mide tanto la fuerza sistólica como la diastólica, se anota primero la sistólica, las cifras se miden en unidades de milímetros de mercurio.

Ejemplo: una lectura de 120/80 mm Hg significa que la presión sistólica es 120mm Hg y la diastólica es de 80 mm Hg.

Para que los médicos puedan hacer un diagnóstico de hipertensión deben tomar varias lecturas de nuestra presión arterial.

¿QUÉ CIFRA ES DEMASIADO ELEVADA?

Según las nuevas pautas publicadas por el Instituto Nacional del los Pulmones, el corazón y la sangre de los E.U. en el año 2003 consideran que:

Normal                    inferior a 120 (sistólica)          inferior a 80(diastólica)
Pre hipertensión     120-139                                    80 a 89

HIPERTENSION
GRADO 1              140-159                                    90-99
GRADO 2              160 o más                                100 o más

Sin embargo, hoy en día lo aconsejado es una presión de 110/70.

¿COMO SE TRATA LA HIPERTENSIÓN?

La primera medida a tomar implica una modificación en nuestro estilo de vida, sobre todo en personas prehipertensivas.

  • Llevar alimentación baja en grasas y sal.
  • Reducir el exceso de peso.
  • Comenzar un programa regular de ejercicio acorde a nuestras posibilidades e intentar apegarse a él.
  • Aprender a controlar el estrés.
  • Dejar de fumar.
  • Moderar o suprimir el consumo de alcohol.

Si estos cambios no ayudan a controlar nuestra presión arterial en un lapso de entre 3 a 6 meses, entonces la enfermedad puede tratarse con medicamentos según indicación del profesional.

Es importante consultar con un profesional y no auto medicarse, cada caso es particular y necesita de una correcta evaluación.

ALIMENTOS PARA BAJAR LA PRESIÓN ARTERIAL
  • Agua el consumo suficiente de agua es fundamental para mantener un buen equilibrio y favorecer la buena circulación de la sangre, reduce la presión arterial y esto favorece nuestra salud.
  • Aceite de oliva: por la calidad de sus ácidos grasos, tiene un fuerte efecto
  • antiinflamatorio, ayuda a prevenir enfermedades como la aterosclerosis que dificulta el flujo sanguíneo y aumenta la presión arterial, además, por sí solos los ácidos grasos mono insaturados mantienen sanas las arterias.
  • Frutas secas: nueces, almendras, avellanas y pistachos también tienen buenas grasas con acción antiinflamatoria y además tienen propiedades antioxidantes y reducen el colesterol en sangre, por lo cual, son grandes aliados para mantener controlada la presión arterial.
  • Frutas y verduras frescas: su elevado contenido acuoso así como su alto valor nutritivo y su aporte de fibra, son grandes ayudas para controlar la presión arterial, porque no sólo colaboran manteniendo un buen nivel hídrico sino que, ayudan a reducir el colesterol, tienen acción antioxidante y favorecen un buen equilibrio electrolítico, fundamental para evitar la retención de líquidos.
Con sólo incluir más de estos 4 alimentos en nuestra dieta podemos controlar la presión arterial, pues son los más importantes integrantes de una dieta adecuada en casos de hipertensión arterial.

Debe Evitar en una Dieta con Bajo Contenido de Sodio

Lista de alimentos que debe evitar si tiene hipertensión:
  • papas fritas,
  • salsa de soya,
  • conservas en vinagre,
  • palomitas de maíz saladas,
  • queso,
  • embutidos,
  • sopas enlatadas
  • sal condimentada (sal de ajo, sal de apio, etc.).
Algunos alimentos para bajar la hipertensión son:
  • Los plátanos, tienen gran cantidad de potasio.
  • El tomate, por el licopeno tiene poder antioxidante y ayuda a la salud de las arterias.
  • Los dátiles. Contienen potasio.
  • El chocolate negro. Tiene gran poder antioxidante.
  • El melón. Contiene potasio.
  • La lechuga. Contiene potasio.
  • El ajo. Conviene tomar dos dientes diarios, para reducir el colesterol y bajar la presión arterial.
  • La col y coles de Bruselas. Son buenos antioxidantes y muy buenos para controlar la presión arterial.
  • Los espárragos. Contienen potasio.
  • Espinacas. Tienen calcio ayudan a reducir la presión arterial, además también tienen potasio.
  • La avena. Es rica en calcio y protege el corazón.
  • Alimentos ricos en vitamina C, como las naranjas y limones.
  • Alimentos ricos en omega 3 y omega 6

Como podemos ver, los alimentos que protegen el corazón y ayudan a controlar la presión arterial, son ricos en potasio, vitamina C, calcio o ácidos grasos esenciales. Todos los alimentos que contienen alguno de estos componentes favorecen nuestra salud y colaboran en la disminución en la disminución de la presión arterial.

Suprimir la sal de las comidas(aderezar los alimentos con especias, utilizar limón, vinagre y otras de nuestro agrado para realzar el sabor de los alimentos) no comer ni dulces ni grasas y procurar aumentar el consumo de frutas y verduras, dejando el alcohol y haciendo ejercicio.

Si tiene la presión alta sería útil controlarla regularmente en el médico o la farmacia.

Lorena Lecuna

Véase también: Colesterol (Parte I), Colesterol (Parte II), Colesterol (Parte III) y Triglicéridos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.