20 ago. 2012

El poder de la naturaleza – Plantas medicinales

Un poco de historia…

Las plantas medicinales son la más antigua forma conocida de terapia. Hace más de 5.000 años, los sumerios (un antiguo pueblo que habitaba al su de los ríos Éufrates y Tigris, lo que hoy sería Irak) describían las propiedades terapéuticas del tomillo y el perejil; a estos se les atribuye la primer el primer texto escrito sobre los usos de las plantas medicinales, que data desde hace mas de 4.000 años.
Los primeros médicos chinos enumeraban 365  plantas medicinales 3.000 años antes de Cristo. Más tarde, los egipcios elaboraron su medicina sagrada, en cuyo seno tienen un papel muy destacado las plantas.

Los griegos, los romanos y los hindúes ya utilizaban las esencias vegetales en su época.

En Occidente, la ciencia terapéutica de los druidas, conservada por los monjes y los curanderos rurales, se aplica aún hoy.

El físico griego Hipócrates, considerado el padre de la medicina, le otorga suma importancia  la medicina preventiva, y dentro de esta las plantas juegan un papel muy importante; a tal punto que se lo considera autor del siguiente aforismo “Deja que la medicina sea tu comida y la comida tu medicina”.

Durante la edad media el estudio de las plantas medicinales estaba en manos de los monjes, que en sus monasterios plantaban y experimentaban en base a los textos clásicos.

Cuando los colonizadores europeos llegaron a America, quedaron fascinados por los conocimientos del uso medicinal de las plantas que poseían los nativos; estos conocimientos estaban en manos de los chamanes que eran los que tenían el poder de utilizar la magia y las plantas medicinales para curar las enfermedades.

Muchas veces los efectos curativos de las plantas fueron el resultado de la búsqueda de nuevos alimentos en las civilizaciones antiguas, estos tenían que comprobar cuales especies eran comestibles, lo que los llevaba a veces a descubrir en su propio cuerpo que afirmativamente lo eran, otras que eran venenosas y algunas otras que producían efectos curativos, como eliminar dolores corporales por ejemplo.

El conocimiento de las plantas medicinales es un patrimonio que no puede atribuirse a ninguna cultura en particular sino al hombre en su globalidad y que nos corresponde a todos conocer y salvaguardar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.