20 ago. 2012

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía clásica se define habitualmente como el sistema médico basado en el uso de cantidades diminutas (inifinitesimales) de sustancias que en grandes dosis producirían síntomas similares a los de la enfermedad que está siendo tratada.

Aunque a veces se emplean otros grados de dilución, la forma más habitual de preparación de una dilución homeopática es la siguiente: se toma 1 ml de la sustancia original (“tintura madre”) y se mezcla con 99 ml de agua. Se agita este preparado y se obtiene una dilución de 1 CH (Centesimal de Hahnemann). A continuación, se toma 1 ml de este producto y se repite la operación; así se consigue una dilución de 2 CH.

Según Hahnemann (medico Alemán, precursor en el termino “homeopatía” y su teorìa) el efecto curativo se produce no por la sustancia que hay disuelta, sino porque de algún modo el proceso de dilución y golpeteo (la dinamización) transmite al agua el espíritu curativo de la sustancia. Empleando un lenguaje más moderno, los homeópatas actuales hablan del efecto memoria del agua, que recuerda con qué sustancias ha estado en contacto.

Los medicamentos homeopáticos son preparados a partir de productos de los 3 reinos de la naturaleza; mineral, vegetal y animal (vease ejemplo "GREEN SAP").

La "ley de similitud" de Hahnemann

La teoría de la homeopatía sostiene que los mismos síntomas que provoca una sustancia tóxica  en una persona sana pueden ser curados por un preparado con la misma sustancia tóxica, siguiendo el principio enunciado como similia similibus curantur (lo similar se cura con lo similar) a lo que se le denomina "ley de similitud".

El concepto homeopático de enfermedad difiere del de la medicina convencional: considera que la raíz del mal es espiritual (energético) en vez de física, y que el malestar se manifiesta primero con síntomas emocionales (como ansiedad y aversiones), pasando a ser, si no se tratan a tiempo, síntomas mentales, conductuales y por último físicos.

Para Hahnemann la enfermedad no es causada por ningún agente físico discreto, sino por la falta de armonía con la "Fuerza Vital".

La homeopatía y su respuesta contra el cáncer

El ser humano, siempre ha buscado alivio o curación, a las enfermedades que afectan su salud; y la de sus congéneres; y de todas ellas sin duda que el cáncer, por la gravedad de su evolución acostumbrada; ocupará siempre una de las principales preocupaciones; considerando que más de las veces, sin un tratamiento apropiado avanza inexorablemente hasta terminar con la vida del paciente.

Los medicamentos homeopáticos se administran a los pacientes con cáncer, frecuentemente junto con el tratamiento convencional. Los tratamientos oncológicos pueden causar morbilidad considerable y una de las razones por la que los pacientes usan medicamentos homeopáticos es para combatir los efectos adversos.

La Medicina Homeopática entrará a tallar, para rearmonizar al enfermo y reducir su vulnerabilidad natural, o sea con un carácter preventivo para anticipar a la enfermedad.

En casos de localización y extirpación del tumor canceroso, es muy importante el tratamiento pre y post operatorio de tipo Homeopático; e puede disminuir los efectos de una quimioterapia o tratamiento de radioterapia; mejorando como suele decirse en estos días: su calidad de vida. 

En casos más severos y avanzados, mejora el apetito, reduce los dolores, da tranquilidad y templanza al paciente, ayudándolo a afrontar lo inexorable con entereza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.